top of page

¿Cómo puedo mejorar la relación con mi jefe? Sigue estos 5 consejos.


¿Cómo puedo mejorar la relación con mi jefe? Sigue estos 5 consejos.
¿Cómo puedo mejorar la relación con mi jefe? Sigue estos 5 consejos.

A menudo leemos y escuchamos que los líderes deben construir empatía, seguridad y confianza en los equipos, pero pocas veces hablamos de la importancia que tienen las personas en las emociones de un líder.


Las relaciones funcionan en doble vía. Lejos de ser robots insensibles (que aunque algunos lo parecen), los líderes también son seres humanos, también tienen problemas, tristezas y frustraciones. Ponerse en el lugar del otro ayuda a entender el punto de vista de ambos lados y así alcanzar el éxito.


En la actualidad, las empresas enfrentan el reto de adaptarse a un mundo laboral donde la employee experience es más crucial que nunca. La salud mental, un tema tradicionalmente relegado, ha tomado un protagonismo esencial en el ecosistema laboral. Las cifras hablan por sí solas: más del 50% de los trabajadores han experimentado estrés laboral que afecta directamente a su bienestar.


De estos, el 70% atribuye gran parte de esa tensión a la relación con sus superiores. Esto resalta la importancia de fomentar un ambiente positivo y la necesidad de potenciar la felicidad en el trabajo, donde la cultura organizacional y el engagement son pilares fundamentales.


En este artículo presentaremos algunos consejos para mejorar la relación que tenemos con nuestros jefes y aportar al mejoramiento del clima, el fortalecimiento de la cultura y la construcción de felicidad en el trabajo.


1. Comunicación Abierta y Honesta

"Las cuentas claras y el chocolate espeso", decían las abuelas. Una comunicación efectiva es fundamental para cualquier relación. En el ámbito laboral, facilita la comprensión de las expectativas, reduce malentendidos y fortalece el lazo entre empleado y supervisor.


Según Simon Sinek, experto reconocido en liderazgo, "La confianza se construye a través de la transparencia". Esto significa que en pro de la construcción de confianza en el equipo, tengo que ser lo más honesto u honesta posible con las personas que me lideran y manifestar mis opiniones e incomodidades.


Prueba a explicarle a tu jefe tus necesidades. Muéstrale que cuanta más información y transparencia tengan, mejor será la relación y esto se reflejará en tu trabajo. Al tener claros tus objetivos, tus metas y saber qué se espera de ti, te será más fácil aportar lo que él quiere lograr.


En Google, por ejemplo, se fomentan espacios constantes de feedback entre trabajadores y líderes, facilitando un espacio de diálogo sincero. Si en tu empresa no existen estos espacios, créalos. Busca reuniones habituales con tu jefe para hacer seguimiento y feedback.




2. Aprende a Recibir y Brindar Retroalimentación

Toda relación crece con la retroalimentación constructiva que nos damos unos a otros. Es vital aprender a recibir observaciones y opiniones, sin tomarlas como algo personal, y así mismo, brindar feedback enriquecedor a nuestros jefes.


Adam Grant, psicólogo organizacional, menciona que "La retroalimentación es el desayuno de los campeones". En empresas como Microsoft, se llevan a cabo sesiones periódicas donde ambos, líderes y empleados, intercambian opiniones, generando un mejor engagement.


Para tener buena relación con tu jefe debes preguntar. Pídele consejo sobre si vas en la dirección correcta e intenta que te asesore en las áreas que él pueda aportarte más. Tu jefe sentirá que hay respeto y facilitará tu trabajo. Hazle ver que su opinión te importa.


3. Demuestra tu proactividad

Tu proactividad de deja ver a tu jefe el compromiso y determinación que llevas dentro. Anticiparte a problemas o proponer soluciones antes de que surjan inconvenientes, es una forma de mostrar que te importa tu trabajo y el bienestar de la empresa.


Richard Branson, fundador de Virgin, siempre ha enfatizado en la importancia de la proactividad. Empresas como Virgin incentivan esta actitud, premiando a aquellos que muestran iniciativa.


El hecho de contribuir a que tu trabajo sea más eficiente y el equipo tenga mejores resultados, hace que tu jefe pueda evidenciar todo el valor que puedes aportar. De hecho, la proactividad es uno de los atributos que los jefes más valoran de sus colaboradores.


4. Empatía y Respeto Mutuo

Ponerse en el lugar del otro y mostrar respeto mutuo fortalece cualquier relación. Brene Brown, investigadora y experta en vulnerabilidad, sostiene que "La empatía es el antídoto para la vergüenza y el miedo".


Compañías como Airbnb han implementado programas de capacitación centrados en la empatía, lo que ha generado un aumento significativo en la felicidad en el trabajo.


El hecho de que sea tu jefe, no significa que no tenga una vida. Ver y reconocer a la persona que hay detrás del cargo, nos ayuda a entender muchas cosas, generar cercanía, crear empatía y mejorar la relación. Cuando hay empatía y comunicación, surge la confianza.


5. También hay límites

Cada persona tiene su espacio y ritmo. Establecer límites claros evita malentendidos y conflictos. Arianna Huffington, fundadora de Huffington Post, habla sobre la importancia de equilibrar vida laboral y personal.


Cuando algo sale mal, es responsabilidad de todos. Así que haz como te gustaría que hicieran contigo. Haz público lo bueno que él aporta y comenta en privado aquellas cosas que crees que pueda beneficiar al equipo.


Empresas como HubSpot promueven un equilibrio entre vida laboral y personal, respetando los límites y tiempos de cada empleado.


El fortalecimiento de la relación con tu jefe puede incrementar tu bienestar laboral, mejorando el engagement, la experiencia que vives en la empresa y, por supuesto, la felicidad en el trabajo. Estudios han mostrado que empresas con buena cultura organizacional reportan un 30% menos de rotación y un 20% más de satisfacción entre sus empleados.


Es posible que después de aplicar estos consejos, la relación con tu jefe no mejore. En ese caso tienes dos opciones: cambiar de trabajo o aceptar que las personas son como son. No podrás cambiar a tu jefe, pero sí cómo le ves y tu actitud hacia él.


¿Qué otros consejos tienes para mejorar las relaciones en el trabajo?



bottom of page