top of page

Este CEO dice que las oficinas son una pérdida de tiempo y reasignó el presupuesto en bienestar



¿Están los empleadores desperdiciando su dinero en oficinas vacías?


La respuesta corta es sí, según Scott Brighton, CEO de la empresa de software Aurea, que ha sido completamente remota desde 2012. La mayoría de las organizaciones, dice Brighton, gastan aproximadamente el 10% de su presupuesto total en bienes raíces, incluyendo espacio de oficina, servicios públicos, suministros y decoración. Pero en su experiencia, ese dinero puede ser mejor gastado en otro lugar.


"El desgaste financiero del mantenimiento de la oficina se oculta en la estructura de costos de una empresa", dice. "El costo de un empleado para una empresa es generalmente un 30% a 50% más alto que su salario, porque incluye cosas como sus beneficios y impuestos. Pero lo más importante es la oficina, un costo que se asigna a todos los empleados".


Los propietarios de edificios comerciales pagan un promedio de $6.79 por pie cuadrado en gastos operativos no fijos, según Constellation, un líder en la producción de energía limpia. Más de la mitad de un presupuesto se destinará a servicios de HVAC, el 17% se destinará a electrodomésticos, el 10% a la iluminación y el 8% al equipo de oficina. "Eso es mucho dinero considerando que esos activos no están haciendo mucho para mejorar el negocio", dice Brighton.


"Puedes imaginar lo que sucedería si de repente recuperaras ese 10% del gasto total. Si eres una empresa de mil millones de dólares, estamos hablando de cien millones de dólares al año. ¿Y si tomas ese dinero y lo inviertes en tus empleados?





La reasignación da a los empleadores una serie de opciones, según Brighton. Si no pueden destinarlo a aumentos de salario, que es una de las opciones más obvias, podría ser alguna combinación de dar a los empleados las herramientas para ser efectivos en casa, como subsidiar su configuración de trabajo desde casa o incluso cubrir sus facturas de wifi.


Brighton y su empresa, decidieron usar su "presupuesto de edificio" para pagar viajes una vez al mes a diferentes ubicaciones donde los empleados pueden conocer a sus colegas en persona y colaborar en proyectos en los que han estado trabajando juntos de forma remota.


"Tienes tantas opciones con todos esos recursos", dice. "De repente te libera para hacer cosas increíbles que más que compensarán la pérdida percibida de compromiso y colaboración de los empleados que a menudo se cita como la razón por la que las empresas quieren que la gente vuelva a la oficina".


Mantener la oficina en funcionamiento no solo perjudica los bolsillos de los empleadores. También está creando un desafío fiscal para los empleados. Los empleados gastan el doble de dinero en la oficina que trabajando de forma remota: $863 al mes versus $432 al mes, según la plataforma de análisis de datos OwlLabs. Ese dinero se destina al costo físico de desplazamiento, así como a la compra de desayuno, almuerzo y en algunos casos cena mientras están en la oficina.


El movimiento hacia la eliminación completa de la oficina será lento, con muchas empresas actualmente mandatando un retorno al trabajo en persona. Pero Brighton espera un cambio significativo una vez que más empleados comiencen a resistirse y los empleadores se den cuenta de que el costo de obligarlos a regresar es demasiado alto, tanto en términos de mantenimiento de la oficina como de la posible pérdida de su base de empleados.


"Es una tendencia a largo plazo, pero a medida que la tecnología continúa desarrollándose, creo que con el tiempo vamos a ver a la mayoría de las empresas ser virtuales", dice. "Y vamos a llegar a la conclusión de que esto está funcionando perfectamente bien y estamos trabajando igual de eficazmente.


Lee el artículo original en inglés haciendo click aqui.

bottom of page